Quienes Somos

/Quienes Somos
Quienes Somos 2018-07-23T17:15:23+00:00

Pulsa el signo (+) para expansión

La misión del IMCR es la de transformar el conflicto mediante la conversación, ofreciendo servicios de mediación, resolución de conflictos y capacitación en principios y destrezas no violentas que empodera a las personas a responder de forma constructiva a los conflictos.

Howard E. Liker Presidente Emérito
Joel Hinman Presidente
Arthur Lerman Vice-Presidente
Edward Heim Tesorero
Kalyca A. Thomas Secretaria
Dorothy Balancio Miembro
Michiko Kuroda Miembro

Nombre Título Correo electrónico
Dr. Stephen Slate Director Ejecutivo seslate19@imcr.org
Titus Rich, Jr. Director de Mediación TRich@imcr.org
Joan Morrison Tenedora de Libros JMorrison@imcr.org
Juan Garcia Coordinador de Contacto Comunitario jgarcia@imcr.org
Maria Hernandez Entrevistadora mariah@imcr.org
Yoerlin Jimenez Entrevistadora yoerlinj@imcr.org


directors_horizontal

El IMCR es una organización designada 501(c )(3) que ha realizado toda documentación y reportes financieros. Estos datos pueden obtenerse pulsando el logo abajo señalado:

IMCR_Form_990_2014

Historia

El IMCR, el Instituto para la Mediación y Resolución de Conflicto, es uno de los pioneros en el campo de la resolucion de disputa comunitaria. Desde sus comienzos más tempranos, estaba al frente del desarrollo de programas con fines de ayudar a las comunidades en la búsqueda de métodos para manejar y resolver una variedad de conflictos, desde los interpersonales hasta aquellas queinvolucraban el sistema judicial. Cuando Nueva York redactó y aprobó la Ley de Resolución de Disputa Comunitaria del Estado de Nueva York, dependieron del IMCR dada su experiencia y asistencia técnica. Actualmente existen programas de Mediación Comunitaria en cada uno de los 62 condados del estado de Nueva York. La influencia del IMCR no es solamente local. Por medio de la creación de programas únicos y poderosos de capacitación que ha asistido a comunidades y agencias gubernamentales a lo largo del país y actualmente el mundo, elIMCR es una de las organizaciones vanguardistas en el campo de la resolución de disputa comunitaria. Aún cuando la organización continúa desarrollándose, su meta se ha mantenido consistente: promover principios no violentos mientras se faculta a las personas a responder de forma constructiva ante el conflicto.

conflictcover

IMCR’s ‘Conflict’ Magazine, 1973

En 1969 la Fundación Ford ofreció hasta cinco millones de dólares en forma de contribuciones de demostración, a organizaciones enfocadas en la reforma judicial y la resolución de disputa comunitaria. Parte de estos fondos (1.1 millón de dólares) fue entregado a Theodore W. Kheel, uno de los abogados destacados de la nación, involucrado en la mediación y el arbitraje laboral, quien trabajó en ese entonces para la Fundación Americana para el Empleo y la Automatización.

El concepto era el de ver si prácticas como la negociación, la mediación y el arbitraje, usados para manejar disputas en el campo laboral pudieran ser aplicadas para resolver conflictos comunitarios y disputas interpersonales. Al comienzo, Kheel y su equipo ocuparon dos pisos en la “Automation House” en la 49 Este y la Calle 68, un edificio que había sido utilizado como Consulado Ruso. Había suficiente espacio en la “Automation House” para acomodar oficinas, salas de conferencia, clases especiales de capacitación, e incluso una biblioteca.

El 9 de agosto de 1972, la organización fue incorporada con una Junta de Directores que incluyó al Honorable Basil Paterson, George Nicolau, Lewis B. Kaden, Theodore W. Kheel y Arthur Barnes.

Al mismo tiempo, la Fundación Ford continuó explorando los beneficios de ofrecer servicios de mediación y resolución comunitaria a las ciudades de América. De acuerdo a esa meta, fundaron la Junta de Mediación para las Disputas Comunitarias en la Ciudad de Nueva York. Esta agencia suplía a mediadores y mediadoras para disputas que involucraban a caseros e inquilinos, comerciantes y consumidores, o estudiantes y universidades. En otra donación, la Fundación Ford ofreció fondos para el Centro para la Mediación y la Resolución de Conflicto, una agencia que se especializaba en la capacitación de facilitadores RAC (Resolución Alterna de Conflicto). La fusión de estas dos organizaciones dieron lugar al IMCR tal como la conocemos.

founders_vert

Three of the founders of IMCR

Los años 60 y 70 fueron un período de conmoción social sin precedentes en este país, particularmente en áreas urbanas.Los conflictos que surgieron en las comunidades a menudo eran adornados con prejuicios raciales y culturales. Algunos grupos estuvieron en oposición entre ellos mismos. Era apremiante la necesidad de la comunicación ya que muchas personas sintieron que las instituciones establecidas discriminaban de acuerdo a la raza o herencia cultural. Desde 1972 a 1975, el IMCR trabajó para calmar las tensiones intergrupo mediante la facilitación de diálogo entre las comunidades en conflicto. En las postrimerías de incidentes raciales entre estudiantes blancos, negros e hispanos en la Escuela de Secundaria Lehman en Throgs Neck, el IMCR reunió a padres de familia y líderes cívicos bajo los auspicios del Presidente del Condado del Bronx, para analizar la forma de impedir incidentes futuros. De igual forma, cuando surgieron disputas entre Portorriqueños y Judíos Hasídicos en la sección Williamsburg de Brooklyn, el IMCR jugó un papel guía al abrir la comunicación entre los diferentes grupos. Cada caso demostró los beneficios extraordinarios del diálogo comunitario. Mayor información sobre el papel del IMCR en la resolución de disputas puede encontrarse en el boletín timestral “Conflict”, del IMCR, Vol. 1, No. 1 de septiembre de 1973.

En reconocimiento al liderazgo y experiencia del IMCR en el campo de la mediación comunitaria, la organización fue invitada a proveer asistencia técnica a legisladores redactando lo que luego se convirtió en la Ley de Resolución de Disputa Comunitaria del Estado de Nueva York, la cual formalmente estableció la red de centros comunitarios de mediación de resolución de disputa que existe en cada condado de Nueva York(llamado actualmente Programas de Mediación Vecinal).

Mientras que las situaciones que involucraban diferencias raciales o culturales habían sido mayormente prioritarios para el IMCR, a través de su historia la agencia trabajó para atender una gran variedad de asuntos que pueden afectar a una comunidad, sea que incluyera asuntos de vivienda, la ubicación de centros de servicios, o asuntos ambientales. El IMCR proveyó servicios de mediación en disputas laborales, relaciones con la policía y relaciones estudiantiles. Mediante el diálogo animador e influente, el IMCR contribuyó a las comunidades a diseñar sus propias resoluciones a sus problemas, soluciones que reflejaron las necesidades de la comunidad en contraposición con las decisiones que impactan a la comunidad, pero son establecidas por otros. A principios de los años 70 fue un período de crecimiento dinámico para el IMCR y su éxito con su animado diálogo comunitario, fue producto de su insistencia la cual decía que las decisiones autodeterminadas son mayormente más aceptables y por lo tanto más duraderas.

En el área de la ciudad de Nueva York, el IMCR fue instrumental en la resolución de conflictos en la Junta Comunitaria Escolar del Distrito 3, en la Dirección de Servicios de Proyectos (Los Padres Unidos/Sinergia, Inc.), y entre la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York y su Concejo Asesor Residente. El IMCR ayudó a Staten Island a desarrollar su propio Concejo de Mediación, y una vez más, después de la violencia racial en Howard Beach, el IMCR fue llamado para facilitar más de 50 grupos de diálogo alrededor de la ciudad para ayudar a las personas a abordar y entender las tensiones raciales e intergrupales.

En respuesta a las necesidades de la División de Derechos Humanos del Estado de Nueva York, el IMCR desarrolló Unidades de Prevención de Crisis que podrían ser enviados alrededor de la ciudad de Nueva York, en áreas como Yonkers y Wappinger Falls. Al mismo tiempo, el IMCR diseñó e implementó capacitación en manejo de conflicto para todos los especialistas de conciliación en el Estado de Nueva York.

A lo largo de sus 32 años de existencia, el IMCR se ha distinguido como una fuente preeminente para el desarrollo de metodologías de resolución de disputa para comunidades y líderes. Por ejemplo, debido a su vasta experiencia en la mediación de conflictos y disputas comunitarios, el IMCR fue consultado para capacitar a más de 400 oficiales de gobierno y líderes cívicos del Departamento de Personal y Planificación Urbana de la ciudad de NuevaYork, a fin de prepararlos como Enlaces de Juntas Comunitarias.

Repetidamente, el IMCR ha demostrado los beneficios comunitarios comprobados cuando los grupos en conflicto se reúnen en un ambiente no violento por mediadores que fungen como terceras partes, neutrales.

responding2

From ‘Conflict’ Magazine, 1973

responding1_graphic2

En los años posteriores a 1975, el enfoque del IMCR aumentó. Considerando que había estado previamente interesado solamente con la mediación de disputas comunitarias, ha expandido sus esfuerzos para asistir con la reforma judicial. Después de un período de aumento explosivo tanto en el número de casos civiles y criminales, el aparato judicial estaba abrumado con una cantidad de casos rezagados y los sistemas en uso no satisfacían las demandas por servicios.

En 1968 la Administración de Asistencia para el Enforzamiento de la Ley Federal (LEAA por sus siglas en inglés) había sido creado para ayudar al Estado y juzgados locales con casos criminales. La LEAA ( abolida en 1982) estaba menos interesada en involucramiento comunitario y más enfocada en financiar programas que eran efectivos en cuanto a costo, mientras superaban las raíces causantes de las disputas.

A pesar de la gran cobertura de los medios de comunicación y sus contactos políticos y reputación, el origen para la creación del Centro de Justicia Vecinal del IMCR provino de Ann Weisbrod y Sandi Freinberg Tamid. Estos habían estado frustrados tratando de reformar el Departamento de Correcciones de la Ciudad de Nueva York. Habiendo aprendido acerca de las prácticas de resolución de disputa del Comité de Servicios Americanos, dejaron sus trabajos, desarrollaron una propuesta y buscaron una agencia que los apoyara. Encontraron al IMCR, el cual como agencia sin fines de lucro, “tenía una reputación sólida por haber adaptado la mediación laboral para lidiar con una variedad de conflictos comunitarios.” A pesar de que intentaban últimamente crear un programa de “comunidad involucrada”, empezaron por ganar la cooperación de la policía.

En 1975 bajo la Orden Policial No. 44, Sección 75, se divisó un proyecto piloto para educar a los oficiales en la resolución de disputa. Oficiales de policía de dos precintos vecinales empezaron a remitir casos al Centro IMCR en Harlem. Con fondos iniciales de LEAA y fondos suplementarios de la Oficina Coordinadora de Justicia Criminal de la ciudad de Nueva York, el IMCR había iniciado un programa de Centro Comunitario para mediar incidentes menores de naturaleza criminal.

La misión del Centro de Resolución de Disputa era:

“Proveer un mecanismo simple y accesible para la resolución de quejas criminales interpersonales; proveer a las personas trabajadoras con un proceso RAC (Resolución Alterna de Conflicto) que no interfiriera con su trabajo; intentar reducir el índice de reincidencia en estos tipos de casos mediante la resolución de disputas más duraderas; y de proveer a la policía una alternativa al juzgado criminal.

La participación del IMCR en la resolución de quejas criminales comunitarias representó un distanciamiento de su temprana concentración en disputas comunitarias. Para poder funcionar en colaboración con los sistemas judiciales en la ciudad de Nueva York, el IMCR tenía que cambiar de dirección. Adoptó sus funciones y sistemas de operaciones para acomodar estos cambios y ayudarlo a operar un centro basado en la comunidad.

Desde el período de 1975 a 1980, el IMCR continuó ofreciendo capacitaión RAC a ciudadanos de diversas comunidades de Nueva York y así crear un importante recurso de un caudal de voluntarios.

Después de un período inicial de prueba, la Administración de Asistencia del Enforzamiento de la Ley, la entidad primaria en cuanto a fondos para el Centro de Harlem, decidió que la recepción de casos en los dos precintos no era suficiente para justificar el costo. El IMCR fue convencido a aceptar ayuda del sistema judicial mediante lo cual aumentó su dominio y carga de casos, aceptando la invitación para establecer su presencia en el edificio del Juzgado Criminal en la 346 y Broadway en Manhattan.

El Juez Administrativo de la ciudad de Nueva York, E. Leo Milones, trabajó de cerca con el Gerente Ejecutivo del IMCR para introducr cambios que permitirían a la Oficina de Administración de las Cortes eliminar la Sección de Citas Judiciales del Juzgado al remitir casos a las agencias administrativas apropiadas y los juzgados criminales en cada boro. La excepción fueron las quejas ciudadanas. Desde que el IMCR había estado mediando algunos casos de la Sección de Citas Judiciales desde 1975, el nuevo plan pedía que todos los casos de quejas ciudadanas fueran transferidos a “opción de las partes individuales”, de los casos calendarizados al Centro de Resolución de Disputa del IMCR para un intento de mediación. Este arreglo duró desde 1978 hasta 1979.

Un nuevo plan fue adoptado en 1980 llamado Oficina de Administración de Juzgado/Plan del Instituto para la Mediación y Resolución de Conflicto en el cual los procedimientos fueron puestos en lugar para que el IMCR recepcionara casos de todos los cinco boros. Las partes que residían en Manhattan podrían tener la oportunidad de presentarse para la mediación en el Centro Norte del IMCR en Harlem y las partes del Bronx podrían visitar el Centro satélite en el Bronx.

La participación del IMCR en la reforma judicial no estaba limitada a la Sección de Citas Judiciales o al programa de mediación de la policía, bajo la LEAA. Simultáneamente, en 1977 el IMCR operaba el Centro de Disputa de Brooklyn mediante contrato con “Victim/Witness Assistance Project”, el cual era un programa de Vera. Poco después Vera ayudó a “Victim Services Agency (VSA)” a incorporarse al pasar el contrato a la agencia. Mientras VSA subcontrató con el IMCR para su capacitación y experiencia en mediación, continuó operando bajo su donación original Vera hasta 1980.

El IMCR tenía una influencia sustancial sobre el desarrollo de reforma judicial dentro y alrededor de la ciudad de Nueva York. En 1982 el Reporte del Concejo de Coordinación del Equipo de Trabajo de la Justicia Criminal que enfocó el impacto de los servicios de mediación y los Centros, dijo: El evento más significativo en la historia del Centro durante este período fue la toma de las operaciones del Juzgado de Citas Judiciales en mayo de 1980, “lo cual culminó con la solidificación de relaciones con el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York, la oficina del Fiscal General, los Juzgados de la ciudad de Nueva York y varias agencias de justicia criminal.”

El éxito extraordinario del IMCR contribuyó a desarrollos legislativos en Albany que institucionalizaron a la RAC en el sistema de Unificación de la Corte en el Estado de Nueva York. Pronto apareció el Programa de Centros Comunitarios de Resolución de Disputas con un proyecto bajo el Capítulo 847 de las Leyes de Nueva York de 1981, Artículo 21-A.

El impacto del desarrollo de la resolución de disputa comunitaria y la reforma judicial influenció eventos no solamente en la ciudad de Nueva York y el Estado, pero también a nivel nacional. La vitalidad del IMCR y su influencia, que hasta más recientemente ha sido internacional, se debió mayormente a su desarrollo continuo de programas de capacitación únicos y poderosos.

reforming1_graphic

La promesa de la mediación emana de la forma en que la mediación constantemente integra la retroalimentación. El mediador en una sesión, escucha a una de las partes y recuadra lo que pensaron haber escuchado, solicitando la respuesta del interlocutor como una herramienta para fortalecer la calidad del intercambio. El IMCR como Centro de Resolución de Disputa ha balanceado siempre la práctica de la mediación con un fuerte compromiso de capacitar a los mediadores. Uno refuerza al otro. Las ideas generadas en el campo son usadas para capacitar a los mediadores y mediadoras, los cuales, a menudo a través de su trabajo voluntario, traen esas prácticas para ayudar a resolver conflictos en sus comunidades. La relación is simbiótica y continua.

Lo que convierte la historia del IMCR en algo inusual, es la escala y amplitud de los programas de capacitación que han originado bajo los auspicios de la agencia. Aún más allá de las 14,000 personas capcitadas en mediación y resolución de conflicto desde 1969, el IMCR por mucho tiempo ha sido uno de los pioneros en el desarrollo de metodologías de resolución de disputas orientadas hacia las necesidades de organizaciones e instituciones. En el campo de la educación, el IMCR ayudó a diseñar el currículo de resolución de conflicto de “John Jay College of Criminal Justice”, el Programa Superior de Ciencias Políticas de la Universidad de Long Island, la Universidad de “St. John’s” de Massachusetts y el Instituto de Poítica de Harvard. Una lista de clientes institucionales incluiría la Comisión de Inquilinos Residenciales en Toronto, Canada, el Programa de Renovación en Londres, Inglaterra, la Comisión de Planeamiento Judicial del Estado de Iowa, la Associación del Colegio de Abogados de Houston y el Comité del Centro de Justicia Vecinal, también en Houston, Texas. Durante los años en que el IMCR estuvo al frente de la reforma judicial, como resultado de su desarrollo e implementación de sistemas de quejas para facilitar el manejo de conflictos internos en los institutos correccionales del Estado de Nueva York, la agencia ayudó a California, Colorado, Ohio, Carolina del Sur y Virginia a crear sistemas similares para sus instituciones correccionales.

Debido a la prominencia de su Junta de Directores y su trabajo pionero en apoyo al diálogo comunitario frente a las confrontaciones raciales y culturales dentro y en las afueras de la Ciudad de Nueva York, el IMCR ganó una reputación nacional recientemente en su historia. La agencia respondió al explosivo interes en formas alternas de resolución de conflicto, promoviendo conferencias con organizacines tales como el Centro Nacional para la Solución de Disputas, mediante la presentación de seminarios, la creación programas de hermandad con “City College”; y por asumir programas ambiciosos de capacitación para la Junta de Relaciones de Empleo Público del Estado de Nueva York y la Junta de Relaciones Comunitarias del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Desde que el IMCR se transformó de acuerdo a las necesidades de las comunidades urbanas, era natural que la aplicación de sus técnicas y metodologías resonara en el sector público, donde las organizaciones luchaban por mejorar la comunicación interna y externa frente al incremento de la diversidad. Solamente en el Estado de Nueva York, el IMCR proveyó asistencia técnica y capacitación en resolución de conflicto a la Junta de Educación, la Junta de Educación Superior, la Comisión de Derechos Humanos, los Recursos Administrativos Humanos, la Autoridad de la Vivienda, la Corporación de Salud y Hospitales, la Salud Mental del Estado de Nueva York y Oficiales Afirmativos de una variedad de agencias estatales. El IMCR fue solicitado para ofrecer seminarios de capacitación sobre el manejo de fuerzas laborales con cultura diversa, a 40 altos gerentes de la Ciudad de Nueva York, y cuando la ciudad decidió crear Juntas Comunitarias de Enlace, solicitaron al IMCR capacitar a más de 400 oficiales de gobierno y líderes cívicos de los departamentos de Personal y Planeamiento Urbano de la ciudad de Nueva York.

IMCR es uno de los pocos Centros de Resolución de Disputa con status internacional. En 1989, el Presidente del Instituto encabezó una delegación de 35 personas, incluyendo abogados, jueces, mediadores y árbitros a la República Popular China para un intercambio profesional y cultural. El Instituto ha respondido a solicitudes de capacitación y asistencia técnica a países desde Malasia hasta Inglaterra, desde Kenya y Sur América hasta Nicaragua. Este año esperamos poder capacitar a mediadores y mediadoras en Ecuador. El IMCR ha enfatizado siempre la importancia de la diversidad multicultural y está extremadamente orgulloso de ser un Centro Comunitario biling��e.

Aquellas personas familiarizadas con la historia del IMCR saben que a comienzos de 1975, el Instituto dejó de enfocar solamente las relaciones comunitarias por expandir su papel en la reforma judicial. Este cambio permitió a la agencia desarrollar capacitaciones para beneficiar organizaciones involucradas en la administración de justicia, desde los oficiales de policía y mujeres en las calles, hasta el proceso de citas judiciales, y hasta la administración de centros correccionales. Además del desarrollo de sistemas de quejas arriba señalados, el IMCR implementó programas de capacitación de resolución de disputa para los jefes de precintos, oficiales de la División de Asuntos Comunitarios y personal de la academia del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York. Desde 1977 hasta 1981, el IMCR capacitó al personal de “Victim Services Agency (VSA)” como parte del primer esfuerzo de usar la mediación en casos criminales de lesa menor. Fuera del Estado de Nueva York, el IMCR ofreció capacitación a la Autoridad Juvenil de California, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, el Programa de la Corte Urbana de Boston, y los Programas de Violencia Familiar en Cleveland, Dorchester, la ciudad de Kansas, Honolulu, y la ciudad de Bromley en Inglaterra.

Sin tomar en cuenta la procedencia o la asociación, por 32 años, el IMCR consistentemente ha ofrecido a las personas y organizaciones, capacitación de altura en un esfuerzo de promover relaciones humanas pacíficas mediante la mediación y los servicios de resolución de conflicto que faculta a las personas a responder constructivamente al conflicto.
Actualmente, la tradición continúa con el IMCR con la capacitación en mediación, cuatro veces al año, a menudo en colaboración won el Centro Internacional para la Cooperación y la Resolución de Conflicto (ICCCR en inglés) en el Colegio de Profesores de la Universidad de Columbia y Mercy College en el Bronx.

Mr. & Mrs. Blackburne
and Sidney Poitier.


networkny

Hasta 1993, el IMCR había estado profundamente involucrado en proveer el proceso de mediación/arbitraje a los juzgados, lo cual fue instrumental en contribuir al cierre de miles de casos. Al descontinuar el proceso, la atención del IMCR retornó hacia las relacionescomunitarias y la premisa: “Las personas tienen el potencial para mejorar sus propias vidas y sus comuniddes.”

Mientras el IMCR continúa su liderazgo mediante sus programas vibrantes e influenciales de capacitación, el mes de diciembre de 1994 es recordado como un mes triste en la historia del Instituto, cuando perdió en la licitación para continuar ofreciendo servicios RAC en Manhattan. Varios empleados perdieron sus trabajos en esa ocasión. Los que quedaron fueron reubicados en el sur del Bronx donde la agencia continúa ofreciendo servicios RAC de calidad, y sobre todo, mateniendo vivo el sueño de los activos fundadores.

SubwayGrandConc_DSC04596
BronxBainbridge_DSC04640